afirmaciones yo soy
Recarga tu mente con afirmaciones positivas.
8 febrero, 2017
Historia del señor Krishna para dummies
Conociendo al Señor Krishna, avatar del hinduismo
13 agosto, 2017
¿Quien y como es Dios?

Una perspectiva desde la tradición Cristiana y oriental. Hinduismo, taoismo, ying yang

¿Cómo y quién es Dios? Una pregunta que sólo tú puedes responder

 

Cuando era niño escuché decir a los adultos que Dios es un hombre anciano muy sabio que está en el cielo sentado sobre las nubes, que nos creó para hacerle compañía pues se sentía muy solo, y que debiamos respetarle e incluso temerle debido a que Él lanzaba rayos y truenos cuando se enojaba.

¿Quien y como es Dios?

Crecí imaginándome a un viejecito con barba larga y canosa, vestido con una túnica blanca y calzado con sandalías, un señor que nos observa en todo momento para ver si cometemos alguna falta. A mi corta edad esa respuesta no terminaba de convencerme, (creo que ningún niño se la cree completamente), así que no perdía la oportunidad de preguntar siempre: ¿Quién es Dios?.

Y ante la respuesta, que terminaba siendo la misma del anciano en el cielo, proseguía con otra pregunta igual o más complicada para el adulto de turno: ¿y quién hizo a Dios?

 


Nota: Este artículo no pretende convencer o desafiar tu pensamiento acerca de Dios, sea que creas o no en Él. Tampoco intentamos exaltar una creencia religiosa en particular. De hecho intentaremos abordar la creencia de Dios desde distintos puntos de vista. Es un artículo breve, no pretende ser una investigación exhaustiva ni profunda, pero sí esperamos aportarte sabiduría que te permita encontrar tu propia respuesta.


 

En primer lugar, debes tener un concepto apropiado de Dios, una idea definida mediante la cual puedas establecer una relación con Él. A continuación, debes meditar y orar hasta que ese concepto mental se convierta en una percepción real. Entonces le conocerás. Si eres perseverante, el Señor acudirá a ti.

Cómo conocer a Dios – Pasajes de los escritos de Paramahansa Yogananda. © SRF Self Realization Fellowship.

 




La definición más común de Dios en la que coinciden todas las religiones monoteistas, es la de un ser supremo, omnipotente (todo lo puede), omnipresente (todo lo abarca) y omnisciente (todo lo sabe); creador, juez y protector de su creación.

 

Un Dios personal

En occidente se ha humanizado a Dios otorgándole características antropomórficas, junto a expresiones emocionales como la de un ser amoroso y justo con su creación, y en el cristianismo, por medio del Espíritu Santo puede instrumentalizar a personas escogidas para realizar su obra. Una imagén que se adapta perfectamente a las escrituras sagradas, donde se enuncia que fuimos hechos a imagen y semejanza de Él.

Y dijo Dios: Hagamos al hombre a nuestra imagen, conforme a nuestra semejanza; y ejerza dominio sobre los peces del mar, sobre las aves del cielo, sobre los ganados, sobre toda la tierra, y sobre todo reptil que se arrastra sobre la tierra.
Génesis 1:26

Tomando textualmente este pasaje podemos concluir ligeramente, que si fuimos creados a semejanza de Dios, seguramente nos debemos parecer fisicamente a ÉL; Pero en una proporción mucho menor de poder, inteligencia y sabiduría. Este corto pasaje de la Biblia se tomó literal y nos convenció que “Dios debe tener un aspecto similar al de nosotros”, apreciación reafirmada por los artistas del renacimiento.

 

creacion dios

Guardar

Un Dios impersonal

La visión de las religiones de Oriente acerca de Dios es más abstracta, es reverenciado como algo supremo, pero no necesariamente como un ser personal. Más bien como una fuerza o impulso que abarca toda la creación que puede ser Padre y Madre a la vez.

Dijo Arjuna:
17. Puedo ver el infinito resplandor de una divinidad de belleza extremada que ilumina el universo entero: ¡oh, eres Tú! Llevas tu corona, el cetro y el círculo. ¡Qué difícil es  verte!  Cual  ingente  masa  de  luz,  desprendiendo  vivísimos  fulgores  por  doquier, no puedo abarcar tu inmensidad ni resistir la brillantez de tu luz, pues resplandeces como el fuego ígneo, como el sol radiante.

18.  Tú  eres  el  Inmortal,  la  Meta  Suprema  del  Conocimiento,  Creador,  Preservador y Destructor de todo el universo, el eterno guardián de la ley de la justicia, el Espíritu que estaba al principio y que, siendo imperecedero, aún Es.

EL BHAGAVAD GITA – Canto del Señor
Capítulo 11. REVELACION DE LA VISION DIVINA

 

 Las dos polaridades de Dios (Padre y Madre)

En la Biblia cristiana se hace referencia de Dios como Alfa y Omega, el Principio y el Fin; en el Taoismo el ying y el yang son dos conceptos que son usados para representar o referirse la dualidad existente en el universo. Describe las dos fuerzas fundamentales opuestas y complementarias, que se encuentran en todas las cosas.

El yin es el principio femenino, la tierra, la oscuridad, la pasividad y la absorción. El yang es el principio masculino, el cielo, la luz, la actividad y la penetración. En el Hinduismo Dios es el Padre junto a la Madre Divina, a cada manifestación masculina de Dios en la trinidad de Brahma, Vishnu y Shiva; le corresponde una manifestación femenina (Shakti).

Como hijos e hijas de Dios fuimos creados a su imagen y semejanza en perfecta polaridad. Para que la creación tenga lugar, se requiere que la polaridad femenina y másculina estén presentes. Por tanto el Creador es, por necesidad, Padre y Madre. De modo que es importante que conozcamos a nuestros Padre y Madre divinos por el nombre de Dios Padre/Madre.

 

Dios como energía o Espíritu

Maestros espirituales de la India que comulgan con las creencias cristianas, consideran que Dios es tanto personal como impersonal, el supremo eterno, la única Substancia Real, Sat; el todo en todo el universo.

Sri Yukteswar, santo hindú de finales del siglo XIX y maestro espiritual del reconocido Gurú Paramahansa Yogananda, interpreta en el libro la Ciencia Sagrada, las escrituras védicas frente a los evangelios cristianos, en el texto explica que Dios está más alla de nuestra comprensión e intelecto humano, puesto que el es la Substancia espiritual presente en todo el Universo. Para comprenderlo debemos divinizarnos, elevar nuestro ser del mundo material para encontrarle, al dirigir nuestra atención hacia el interior es posible captar dentro esa Fuerza y ese Sentir divino.

En Conclusión

Dios más que un ser con atributos físicos y rasgos masculinos, es una presencia trascendente de amor y de sabiduría que está presente en toda la creación. Para llegar a ÉL podemos contactarlo en nuestro interior, espiritualizando nuestra vida.

Dios es Padre, es espíritu, es substancia; la energía intangible que sostiene todo el universo y está presente en toda vida. Es la sabiduria. Dios es Madre (Mater), presente en el mundo tangible, la materia; la tierra, la naturaleza y sus cuatro elementos contienen la belleza, la fertilidad, la matriz creativa que complementa al Padre para que exista la creación.

Creó, pues, Dios al hombre a imagen suya, a imagen de Dios lo creó; varón y hembra los creó.

Génesis 1:26

 

Y así, en el principio fuimos creados como pura energía a imagen y semejanza de Dios. Somos seres espirituales viviendo en un mundo material, al sintonizarnos con nuestro interior podemos percibir y sentir la Fuerza Todopoderosa de su Voluntad. Dios es un Espíritu omnipresente de luz, amor y poder que impregna el universo y que es la fuente de toda vida.

Dios es Bienaventuranza eterna. Su ser es amor, sabiduría y dicha. Él es tanto impersonal como personal, y puede manifestarse en cualquier forma, según sea su voluntad. Aparece ante sus santos en el aspecto más amado por cada uno de ellos: un cristiano ve a Cristo, un hindú ve a Krishna o a la Madre Divina, y así sucesivamente. Aquellos devotos que adoran a Dios en su aspecto impersonal se tornan conscientes de Él en la forma de Luz infinita o del maravilloso sonido de Om, la Palabra primordial, el Espíritu Santo. La más elevada experiencia que puede tener un hombre es la de sentir en sí mismo aquella Bienaventuranza en la cual están plenamente presentes todos los demás aspectos de la Divinidad: el amor, la sabiduría, la inmortalidad.

Cómo conocer a Dios – Pasajes de los escritos de Paramahansa Yogananda. © SRF Self Realization Fellowship.

 

BuenKarma.co

Guardar

Guardar